Blogia
Enabio

Toxicidad del Bisfenol A

El Bisfenol A es un disruptor endocrino incluso a niveles muy bajos de exposición, tal y como revela la literatura científica más reciente. Esto ha conducido a que la FDA de Estados Unidos exprese su preocupación sobre sus riesgos para la salud humana.

Científicos y organizaciones no gubernamentales de protección del medio ambiente y de la salud de todo el mundo han remitido el pasado mes de junio una carta a la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA) pidiendo “actuar para reducir la exposición al Bisfenol A (BPA), sobre todo en grupos de mayor riesgo, como son niños y mujeres embarazadas.”

En total, 41 ONG y 19 científicos de 15 países han suscrito el documento en el que se solicita un nuevo posicionamiento sobre la seguridad del Bisfenol A en materiales en contacto con alimentos que el próximo mes de julio debe hacer publica la EFSA. Este posicionamiento científico ha sido solicitado por la Comisión Europea. En estudio se encuentra la posibilidad de modificar el valor de la Ingesta Diaria Admisible (TDI en sus siglas en inglés).

El Bisfenol A es un producto químico frecuentemente utilizado en la fabricación de plásticos de policarbonato. Se encuentra en plásticos utilizados para alimentos y bebidas, como biberones, botellas para deportistas, fiambreras o vajillas, revestimiento de latas de conserva, plásticos de envolver alimentos, etc. por lo que la mayoría de los habitantes de los países desarrollados están expuestos a esta sustancia que, como se ha demostrado, puede pasar del recipiente al alimento o bebida.

Los criterios de la EFSA en 2007 y 2008 se basaban principalmente en informes muy discutibles pagados por la industria y elaborados hace décadas que no consideraban preocupante la exposición al BPA. Ahora la EFSA ha aceptado finalmente examinar cientos de informes no financiados por la industria que vinculan el BPA con diversas enfermedades.

Así estudios recientes han puesto de relieve que el BPA puede contribuir a trastornos metabólicos relacionados con la homeostasis de la glucosa y sugiere que el BPA puede ser un factor de riesgo para la diabetes (Alonso-Magdalena et al., 2010). Además el BPA podría alterar la programación del desarrollo (Bromer et al., 2010; Doherty et al 2010) y podría estar involucrado en efectos epigenéticos diversos, algunos de los cuales lo relacionarían con el riesgo de padecer cáncer de mama.

El examen amplio de la literatura científica conduce a la conclusión de que son necesarias iniciativas urgentes para reducir los niveles de exposición al BPA, particularmente en los grupos de mayor riesgo.

En España, concretamente en Cartagena, la multinacional norteamericana General Electric Plastics tiene la mayor fábrica europea de policarbonatos, los cuales son en gran parte bisfenol A.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres