Blogia
Enabio

Fragas do Eume

Fragas do Eume

Frondes de Woodwardia radicans en un tributario del Eume. Foto: ENABIO.

 

  A pocos meses del incendio que en la primavera afectó a las Fragas do Eume hemos realizado un recorrido por este espacio natural que es Parque Natural y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria ES1110003). Este espacio Red Natura es conocido por la extensión y relativamente buen estado de conservación de sus bosques autóctonos o fragas. Estas masas forestales constituyen la mejor representación superviviente en Europa de los antes extensos bosques del borde litoral atlántico europeo (destacando su carballeda atlántica litoral), de calidad ambiental equivalente a la del Parque Nacional de Killarney en Irlanda o el Parque Nacional de New Forest en el sur de Inglaterra.

  El acceso principal puede realizarse desde el conocido como Portal de Caaveiro (Carretera LC-151, desde Pontedeume), partiendo el recorrido del Centro de Interpretación del Parque. El itinerario discurre por una carretera cortada al tráfico hasta el Monasterio de Caaveiro o bien (preferiblemente) cruzando el río en el primero de los puentes colgantes (Cal Grande) y caminando por una senda río arriba por la conocida como Ruta Os Encomendeiros.

  Se trata de una ruta que discurre por el fondo del valle, con un exuberante bosque de ribera de alisos, fresnos (Fraxinus excelsior y F. angustifolia), laureles, avellanos, sanguiños (Frangula alnus), algún que otro olmo montano (Ulmus glabra) y – en las laderas- pradairos (Acer pseudoplatanus), castaños y carballos (Quercus robur). Más escaso resulta el acebo (Ilex aquifolium).

  No obstante, el tramo más interesante es el comprendido entre el citado monasterio y la central hidroeléctrica del Eume, siempre siguiendo el curso del río. Se trata del conocido como Camino de A Ventureira que nos lleva hasta la minicentral de O Parrote primero y la Central Hidroeléctrica del Eume más tarde.

  Pudimos observar la extensa superficie afectada por el incendio, así como la preocupante presencia –en realidad ubicuo en todo el Parque- del eucalipto. A la Central Hidroeléctrica puede accederse también por carretera desde A Capela o desde Monfero. Nos encontramos en el corazón del Parque Natural y muy cerca de una de las dos Zonas de Reserva del espacio, la que alberga el tramo más encajonado del Eume. Es aquí donde resulta más fácil observar especies de helechos -algunos relictos del Terciario- que, por su rareza, se encuentran protegidos: caso de Woodwardia radicans, Culcita macrocarpa, Dryopteris guanchica, D. aemula, Hymenophyllum tunbrigense o Davallia canariensis.

  Adicionalmente puede realizarse (Portal de Monfero) la ruta Os Cerqueiros que recorre los montes O Teixeiro y Os Cerqueiros, con manchas de roble carballo, pero también plantaciones de pino marítimo (Pinus pinaster) y de pino insigne (Pinus radiata); y desde donde se tiene una visión panorámica del pantano y del curso del propio Eume. El embalse inunda 450 ha. del cañón y ha cubierto el enclave más espectacular del río, con paredes de granito que llegan a alcanzar 300 metros de altura. Desde la presa el caudal del Eume es secuestrado y llevado por tuberías que conducen el agua a la Central Hidroeléctrica de Endesa, secando por completo casi tres kilómetros y medio de un cauce que no recibe más que el aporte de los tributarios que afluyen a través del escarpado cañón. En la central es donde se turbina y devuelve el agua al cauce del Eume.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres