Blogia
Enabio

Impacto ambiental del Golf en Oyambre

Impacto ambiental del Golf en Oyambre

   En primer plano: Linaria supina subsp. maritima. Detrás: vallado del Campo de Golf.

  

El día 29 de Julio de 2010 la prensa de Cantabria publicaba la noticia de que el campo de golf de Oyambre debería "dejar como estaba una de las dunas ocupadas en su reccorido”, en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria. La sentencia confirmaba una previa del Juzgado de lo Contencioso de Santander en la que se instaba al Ayuntamiento de Valdáliga a devolver las dunas de la playa de Oyambre a su estado anterior a la construcción del campo de golf, incluyendo la retirada del césped sembrado, corregir el nivelado de las dunas y restituir el desmonte realizado para el camino, reponiendo la capa de tierra que fue retirada. También contemplaba la eliminación del vallado en aquellas zonas en las que se interrumpía la servidumbre del dominio público marítimo-terrestre contemplado en la Ley de Costas.

Una visita realizada por esas fechas a la playa de Oyambre confirma las peores expectativas: el campo de golf funcionando con total normalidad mientras el sistema dunar agoniza entre ocupaciones, aparcamientos de coches y desperdicios de los bañistas.

En nuestro breve recorrido pudimos observar varias especies características de las dunas costeras, como el barrón de las playas (Ammophila arenaria), la lechetrezna de mar (Euphorbia paralias), la clavelina (Dianthus hyssopifolius subsp. gallicus) o el nardo marino (Pancratium maritimum), con una notable población de este último sobre las dunas ocupadas por el campo de golf.

También encontramos (y merece ser destacado por su interés) la mosquita dorada (Linaria supina subsp. maritima), una planta endémica del litoral norte de la Península Ibérica que crece en los sitemas dunares (especialmente en las dunas fijas o grises). La especie, cada vez más escasa, figura catalogada como "vulnerable" en el apéndice I del Atlas y Libro rojo de la flora vascular amenazada de Bañares y como "en peligro" (EN) en la Lista Roja de la flora vascular española de J.C. Moreno (2008).

Resultaban igualmente abundantes varias especies alóctonas: la margarita africana (Arctotheca calendula), la chilca (Baccharis halimifolia) y en las mismas dunas la grama americana (Stenotaphrum secundatum). Las propias marismas de la Rabia y del Capitán se encuentran invadidas por la chilca.

El impacto severo de este campo de golf pone en tela de juicio todo el procedimiento de evaluación de impacto ambiental seguido, así como la propia gestión de un Parque Natural que, además, forma parte de la red de espacios naturales Natura 2000 (LIC Rías occidentales-Dunas de Oyambre).

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres