Blogia
Enabio

Añadidas nuevas sustancias químicas tóxicas a la lista negra del Convenio de Estocolmo.

Añadidas nuevas sustancias químicas tóxicas a la lista negra del Convenio de Estocolmo.

  Acaricidas de uso veterinario incorporan lindano en su formulación. El lindano es el único organoclorado todavía autorizado para uso médico (con seres humanos).

 

Nueve productos químicos se añadieron el pasado año (8 de mayo de 2009) a la lista de 12 sustancias tóxicas que deben ser eliminadas según el Convenio de Estocolmo relativo a Contaminantes orgánicos persistentes (POPs por sus siglas en inglés). La lista pasa a estar integrada ahora por 21 sustancias.

 Los nueve productos químicos de efectos tóxicos que deben dejar de utilizarse son los siguientes:

  • Lindano: utilizado en el tratamiento de la sarna y de los piojos así como en insecticidas.
  • Alfa hexaclorociclohexano (alfa-HCE): subproducto del lindano.
  • Beta hexaclorociclohexano (beta-HCE): subproducto del lindano.
  • Éter de hexabromo difenilo (HexaBDE) y Éter de heptabromo difenilo  (HexaBDE): retardantes de llama usados como aditivos en numerosos bienes de consumo (formulaciones de plásticos).
  • Éter de tetrabromo difenilo (TetraBDE) y Éter de pentabromo difenilo (PentaBDE): retardantes de llama usados como aditivos en numerosos bienes de consumo. Como en el caso anterior se liberan gradualmente al ambiente a lo largo del ciclo de vida de los productos.
  • Clordecona: próximo al Mirex, se ha utilizado en plaguicidas agrícolas.
  • Hexabromobifenilo (HBB): retardantes de llama.
  • Pentaclorobenceno (PeCB): usados en  fungicidas y en retardadores de llama.
  • Perflurooctano sulfónato (PFOS) y sus sales; y el fluroruo de perflurooctano sulfonyl (PFOSF): utilizados en aparatos y componentes eléctricos y electrónicos, imágenes fotográficas y algunos textiles.

 

 Declaración de IPEN (Ginebra, Suiza, 10 de mayo de 2009).

 

La Red Internacional por la Eliminación de los COPs (IPEN) difundió una declaración donde, además de aplaudir la decisión de la Conferencia respecto de estas nueve sustancias químicas, señala sin embargo que la dilación y parcialidad con que se implementará esta resolución respecto de algunos de estos productos amenaza la integridad de la Convención de Estocolmo. Las dudas respecto de la eficacia del Convenio ha sido una constante durante los últimos años tras una balance de los resultados concretos relativos a las restricciones aplicables a la inicial "docena sucia".

Las medidas de control aprobadas para al menos tres de las sustancias químicas incorporadas a la lista resultan preocupantes por ser inadecuadas e incoherentes respecto del objetivo de la Convención, que es proteger la salud humana y el ambiente. 

La reunión acordó continuar el reciclaje y reutilización de los productos contaminados con estas sustancias químicas hasta 2030. En muchos casos, entre un 10% y un 20% de los productos plásticos y de los rellenos para amueblado está formado por estas sustancias químicas dañinas. En consecuencia, por ejemplo, la espuma plástica para muebles que contiene un 18% de penta-BDE podrá ser desmenuzada para ser reutilizada como relleno en muebles tapizados y volverá a nuestras casas donde la exposición continuará. Las medidas adoptadas también permitirán que estos productos altamente contaminados puedan ser exportados desde los países ricos al mundo en desarrollo, en especial a África.

Una de las sustancias (PFOS) es tan persistente que no ha mostrado ninguna descomposición bajo las condiciones ambientales en las que se han hecho pruebas. En un estudio efectuado en Estados Unidos, se encontró perfluoroctano en la sangre de 297 niños de un grupo de 299 menores. No obstante, después de incluir al PFOS en la lista de sustancias prohibidas, los delegados decidieron que se permitirá continuar con la producción anual y con otros 15 o más usos, incluyendo aquellos que implican la descarga directa de PFOS al ambiente, como son los casos de la espuma extintora de incendios y los plaguicidas.

La Red Internacional por la Eliminación de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (IPEN) está muy preocupada porque las medidas de control acordadas para PFOS y los retardantes de llama son completamente inadecuadas. Las ONGs integrantes de la red seguirán haciendo presión para que éstas mejoren. 

 

Vídeo Recomendado:

Conferencia a cargo de Nicolás Olea Serrano sobre orgánicos persistentes. Catedrático de Medicina en la Universidad de Granada y Coordinador de Investigación del Hospital Clínico de Granada. Apertura del curso Ecoalmunia 2008, en Zaragoza.

Conferencia de Nicolás Olea

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres