Blogia
Enabio

Destruida la colonia de cigüeñas de Alija de la Ribera

Destruida la colonia de cigüeñas de Alija de la Ribera

Chopera talada en Alija de la Ribera. Foto: ENABIO.

 

 La cigüeña blanca cuenta con importantes colonias de cría en el entorno de la ciudad de León, como las localizadas en Santibánez del Bernesga, Villapadierna o Alija de la Ribera.

 Pues bien, una de estas colonias (unos cuarenta nidos) ha sido destruida con todos los parabienes administrativos. El Servicio Territorial de medio Ambiente de León autorizó por “error” un aprovechamiento forestal en un monte perteneciente a la Junta Vecinal de Alija de la Ribera (Ayuntamiento de Villaturiel polígono 523, parcela 6.184), situado al lado de la antigua gravera, afectando a unas 10 Ha. de chopo del país (Populus nigra): más de 500 ejemplares.

 La chopera contaba también con una importante colonia de Garza real (Ardea cinerea) y era lugar de nidificación de varias parejas de Milano negro (Milvus migrans).

 Todas las especies mencionadas están incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial regulado por el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, por el que se regula dicho Listado y el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Además, se encuentran asimismo listadas en el aneo IV de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que incluye aquellas especies que deben ser objeto de medidas de conservación especiales en cuanto a su hábitat, con el fin de asegurar su supervivencia y reproducción en el área de distribución.

 Por otro lado, la destrucción de nidos es una actividad prohibida en virtud de lo previsto en el art. 52.3 de la mencionada Ley 42/2007, de 13 de diciembre.

 Se da la circunstancia de que la ribera del Bernesga a su paso por Alija pertenece al LIC Ribera del Esla y Afluentes (ES4130079), encontrándose la chopera a escasos 100 metros de los límites de dicho LIC.

 Habida cuenta de que la corta a hecho de esta especie de ribera nunca debió autorizarse y que las choperas autóctonas -ya sea por talas ilegales o por contaminación genética con especies de chopo maderables- se están viendo reducidas de forma alarmante, lo razonable sería que se procediera a reparar en la medida de lo posible el daño causado, es decir, que se vuelva a plantar chopo del país, destinándose la parcela a favorecer el desarrollo de estas masas forestales, teniendo en cuenta la escasa distancia al espacio Red Natura 2000 y la necesidad de promover la recuperación y regeneración de especies de ribera autóctonas en este tramo del río Bernesga. Pero no cabe hacerse muchas ilusiones.

 Este caso pone en tela de juicio el rigor con el que se autorizan las cortas sobre montes privados o de juntas vecinales por parte del Servicio Territorial de Medio Ambiente; siendo además un penoso ejemplo del severo deterioro de la ribera del Bernesga en ese tramo, deterioro que en muchos aspectos se extiende al LIC mencionado.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres