Blogia
Enabio

Por los hayedos de Sajambre

 

Una visita a los hayedos de Sajambre (cara norte del puerto del Pontón, Soto de Sajambre, Vegabaño,...) en pleno mes de Agosto puede permitirnos disfrutar de la extraordinaria biodiversidad de estos bosques, especialmente si las lluvias han sido frecuentes a lo largo del verano.

Nos encontramos (aquí, en la cabecera del valle de Sajambre o en el cercano bosque de Peloño, ya en el municipio asturiano de Ponga) ante algunos de los mejores hayedos del norte peninsular.

Estas zonas montañosas, cuando el substrato es ácido, se encuentran pobladas por un denso hayedo (Blechno spicanti-Fagetum sylvaticae), dentro del cual se intercalan algún roble albar o algún abedul. 

Mientras los prados de siega aparecen floridos con abundancia de cólquicos (Colchicum autumnale), malvas (Malva moschata) y brunelas (Prunella grandiflora), al adentrarnos en el hayedo la situación cambia drásticamente. Aquí el ambiente umbrío limita al extremo la presencia de herbáceas acompañantes. Tan sólo especies muy concretas como la orquídea Neottia nidus-avis, la especie Monotropa hypopitys (espárrago borde, chupapinos), ambas saprófitas, o las circaeas (Circaea lutetiana) aparecen en esta época del año en los hayedos.

En los bordes de bosque florecen los murages amarillos (Lysimachia nemorum). Fresas (Fragaria vesca) y arándanos (Vaccinium mirtyllus) entretienen nuestra marcha.

La diversidad de setas es, en cambio, extraordinaria: 

  • Boletales como el boleto de verano (Boletus aestivalis), Boletus erythropus, Boletus calopus, Gyroporus cyanescens, Xerocomus subtomentosus o Strobilomyces strobilaceus.
  • Tricolomatales como Hygrophorus eburneus, Marasmius alliaceus, Oudemansiella radicata, Oudemansiella mucida, Laccaria amethystina, Amanita vaginata, Amanita rubescens o Amanita pantherina.
  • Cortinariales como Agrocybe praecox, Cortinarius praestans o Cortinarius cinnabarinus.
  •  Rusulales como Lactarius blennius, Lactarius pallidus, Lactarius piperatus, Lactarius fuliginosus, Russula foetens o Russula cyanoxantha var. peltereaui.
  • Gasteromicetos como Lycoperdon pyriforme o Lycoperdon echinatum.
  • Ascomicetos como Helvella lacunosa.
  • Afiloforales como Fomitopsis pinicola, Ganoderma applanatum, Trametes hirsuta, Coltricia perennis, Cantharellus cibarius, Cantharellus tubaeformis, Craterellus cornucopiodes, Hydnum repandum, Ramaria flava o Ramaria botrytis, entre otras especies.

Debe notarse que hasta cinco de los taxones citados (Gyroporus cyanescens, Strobilomyces strobilaceus, Cortinarius praestans, Rozites caperatus y Ramaria botrytis) se encuentran incluidos en la propuesta de Lista Roja de macromicetos ibéricos amenazados, lo que de alguna manera está dando cuenta de la excelencia natural de estos bosques.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

José Andrés -

Monotropa hypopitys, única especie europea de la familia Monotropaceae, se presenta con frecuencia como un ejemplo clásico de micoheterotrofia: plantas sin clorofila que se comportan como heterótrofas, si bien su aprovechamiento de la materia orgánica se realiza “indirectamente” gracias al parasitismo que ejercen sobre un hongo, el cual a su vez establece casi siempre relaciones simbiontes (micorrícicas) con especies forestales.
La especie la conozco y la he fotografiado en pinares umbríos de pino albar (Pinus sylvestris) en la Sierra de Guadarrama (El Espinar) y en hayedos de la Cordillera Cantábrica, donde florece en la misma época y hábitat que la mencionada orquídea Neottia nidus-avis, otra especie sin clorofila micoheterótrofa.

NOELIA -

Saludos Andrés! me parece preciosa toda la galería sobre hongos que tienes en tu blog, me parece fantástico! xD qué maravilla, ojalá supiera la mitad q tú.

Saludos Noelia :-)

Pilar G. Ayas -

Sobre la Monotropha hypopytis, tenía entendido que establece simbiosis con los árboles y los hongos, sabes algo de ello?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres