Blogia
Enabio

Epigenómica ambiental

 

Estudios recientes han puesto en evidencia una relación positiva y muy preocupante entre las concentraciones sanguíneas de ciertos compuestos tóxicos persistentes (CTP) y la hipometilación global del ADN. La metilación del ADN influye en la expresión de numerosos genes, que se activan o silencian patológicamente cuando se alteran sus patrones de metilación. Estos estudios han mostrado que el grado de metilación global del ADN disminuyó al aumentar las concentraciones de CTP, entre otros p,p’-DDT, p,p´-DDE, beta-HCH, oxiclordano, alfa-clordano, mirex y algunos policlorobifenilos (PCB).

Estos estudios son ejemplo de una área de investigación que está eclosionando, la epigenómica ambiental, que estudia cómo los procesos ambientales influyen en el “funcionamiento” de los genes, además de producir mutaciones y otras alteraciones en la secuencia de nucleótidos del ADN.

No sólo los CTP, también los metales pesados pueden contribuir a causar modificaciones epigenéticas; la carcinogenicidad del níquel, el cadmino y el arsénico, por ejemplo, ocurre en parte mediante hipermetilación del ADN y deacetilación de histonas; ambas contribuyen a la condensación de la heterocromatina y al silenciamiento epigenético de genes.

Las alteraciones en los patrones de metilación del ADN podrían influir en el riesgo de desarrollar las llamadas “enfermedades de etiología compleja”, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades neurodegenerativas.

 

Leer más: Artículos de Miquel Porta Serra, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de Universidad Autónoma de Barcelona.

La acumulación de alteraciones genéticas y epigenéticas.

La epigenómica ambiental, la medicina y la salud pública ante la contaminación humana por compuestos tóxicos persistentes.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres