Blogia
Enabio

Plantas arvenses amenazadas.

Plantas arvenses amenazadas.

Agrostemma githago (Foto: Enrique Ureta)

 

La neguilla (Agrostemma githago) o el azulejo (Centaurea cyanus) son ejemplos de plantas arvenses especialistas ligadas a las mieses. Estas plantas se caracterizan por haberse adaptado estrechamente a lo largo de milenios a un tipo de cultivo determinado por lo que la desaparición (o simplemente una larga interrupción) del cultivo, la práctica del cernido de las semillas o el uso de herbicidas puede conducir a su extinción. 

En el caso de Agrostemma su estrategia de imitación del cereal le permitió colonizar las mieses de todo el mundo debido a: 1/ La producción de semillas sin dormición que a bajas temperaturas germinan rápidamente y todas a la vez; 2/ una altura similar a la del cereal cultivado; 3/ la maduración de las semillas en el momento de la siega; pero de tal forma que las cápsulas no se abren sino que retienen las semillas para que cereal y negrilla sean recolectados conjuntamente. Puesto que las semillas tienen el mismo tamaño y peso que las del cereal no podían separarse con los métodos tradicionales y eran sembradas de nuevo –mezcladas con el cereal- en el otoño siguiente.

Estas adaptaciones funcionaron perfectamente hasta que se generalizó el uso de herbicidas y la siembra del cereal comenzó a llevarse a cabo con semillas purificadas, lo que dio pie a una disminución progresiva de sus poblaciones y a su desaparición en amplias zonas.

Los sistemas de cultivo se han intensificado enormemente en los últimos 50 años. Un conjunto de medidas (laboreo, herbicidas, exceso de fertilizantes, debrozados, etc) han provocado que algunas especies no hayan sido capaces de adaptarse, mientras que otras se han visto favorecidas.

Asimismo, el uso de herbicidas ha favorecido generalmente la presencia de gramíneas y ha propiciado el enrarecimiento de algunas especies y, por contra, la aparición de resistencias en otras (Amarathus spp, Chenopodium album, Solanum nigrum).

Por las razones expuestas, la neguilla y otras especies arvenses han visto reducida su área de distribución y abundancia hasta el extremo de merecer planes especiales de protección en algunos países europeos. De hecho la flora mesícola se ha convertido en el grupo de plantas más amenazados en algunos países y la neguilla (Agrostemma githago) en concreto ha pasado de enemigo público número uno a estar amenazada en buena parte de Europa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres